un domingo cualquiera


Los planes han cambiado. Creo que me tengo que acostumbrar a que los planes cambien, eso será algo rutinario en mi vida. CAMBIOS. 



  • Lugar: habitación solo para mi, tamaño perfecto (no necesito más). 
  • Hora de mudanza y llegada: 12:15 a.m.
  • Hora en que senté el culo: 1:50 a.m. 
  • Situación: Encontrar curro (trabajo) como sea. 
  • Tiempo aproximado - cuenta regresiva: 1 mes y unos días.
  • Plan en caso de emergencia: Volver, con la frente marchita.
  • En el soundtrack de mi vida suena: Hurt - Jonhy Cash



Cada día me convenzo más de que estoy rodeada de gente increíble. Algo de merito debo tener para que me quiera la gente. (VIVA EL EGO) 
Mi cabeza no deja de pensar en todo lo que puede pasar y todo lo que nunca llegue a pasar. No tengo ni puta idea como hacen los hindus que viven el momento, que viven el día a día, esa mentalidad mi cerebro no la entiende en estos momentos, se auto bloquea de solo pensar en hoy. No puedo dejarme llevar como muchos me dicen, porque soy un salmón del pacifico si me dejo llevar por la corriente quizá nunca llegue donde quiero llegar.


Mañana empieza mi semana y estoy ansiosa, pero muy nerviosa. Una contradicción de sentimientos encontrados en un estanque de agua algo contaminada que necesita fluir.


Me siento frágil, pero con muchas ganas. Ya les contaré como empezó mi semana, si con el píe derecho, izquierdo o con ambos.


peace,







Nicole Jaramillo