marcapasos burocrático y errores



estado: exiliada en dibujos
virtud: traficante de dibujo
dilema: mudanza 
aceptando: ansiedad, movimiento, asfixias, temblores

suena en el soundtrack de mi vida: M83 - Midnight City


alguien se había dado cuenta que en título de este blog hace falta la "n" en existencial.
la vida es observar.  







vomitando bilis de burocracia desgraciada 

es increíble como un simple trámite vinculado con burocracia puede distorsionar mi mente dejando al mal humor apoderes de mis actos. con el ceño fruncido todo el trayecto. conozco el penoso y patético procedimiento de hacer una cola de horas para llegar al interior del edificio y que tengas la sensación momentánea de haber llegado, y en realidad llegas a otra cola. en esa te das cuenta por qué llevas esperando tanto tiempo… hay especímenes de todas las gamas, los que se piran a tomar el café, los que rompen los límites físicos de la lentitud, los típicos incivilizados, los que no saben nada pero trabajan ahí, o los hipócritas que te preguntan " por qué tienes esa cara? estás enojada?"  y demás criaturas que te vas encontrando a lo largo de la espera. pero qué es este síndrome que les impide tratarte bien, aclarar tus dudas, escuchar tus preguntas… yo también trabajo más de 8 horas al día y nunca me van a ver con gestos o expresiones antisociales, el mal humor es una cadena que recorre diferentes mentes a lo largo del día, es una enfermedad contagiosa que penetra en tu mente y se contagia por gestos y expresiones groseras. esto solo cambiará el día que ellos estén en una situación parecida. así lograrán tener empatía. o que liberen las fronteras y reine la paz en el mundo entero y así nos curamos todos.  utopía post mal humor. 

ansiedad me sacas de quicio 

inoportuna. comienza a seducirme con una respiración acelerada, jadea, descontrola mi cuerpo, se apropia de movimientos, me agrando, no quepo dentro de mi. es una sensación tan extraña que por momentos me olvido de quién soy... y entonces vuelvo. sudores contradictorios, pensamientos extravagantes, susurro de la conciencia, me quedo sin aliento, desesperación, descontrol... caigo en su trampa. 

Nicole Jaramillo