espacios interruptos




estado: adaptación, causa - efecto, espera, crecer, pasada de moda 
clima: inestable, precipitaciones, lluvias, mareos
resolver: vacíos, huecos, espacios, recetas, picores, alergia
atajos: falta de respeto, abusando de la razón, sin sentidos

suena en el soundtrack de mi vida: Love of Lesbian - Allí donde solíamos gritar
bonus track: Vetusta Morla - Los días raros

expo #nikigohome: este sábado - 20hrs. - todo el que quiera ir está invitado




recovecos de paso 

espacios, lugares, huecos, esquinas, rincones… por estar fuera de mi casa (de la infancia), he tenido que conformarme con poco. Esta necesidad de auto protección me ha hecho crear mis pequeños refugios. bajo las sábanas, en algún rincón, debajo la cama, en algunos balcones… lugares donde se infiltra el frío, se dilatan las pupilas, el purgatorio del alma, ahí donde reina el polvo y los cobardes dan golpes de estado. son mis pequeños metros cuadrados de aislamiento a la realidad que me rodea, aunque la mayor parte del tiempo viva involuntariamente en un planeta paralelo.




plagas chupa sangre que interrumpen mi sueño 

nunca en mi vida pensé que sería víctima de un ataque como este. todo comenzó una noche como todas, después de un largo día, mi cuerpo se sentía extraño y poco a poco el picor se convirtió en algo insoportable. no le di mucha importancia a pesar de que este era insufrible. antes que sonara el despertador mis ojos ya se acostumbraban a la luz, cuando conseguí enfocar estaba llena de picadas y estas inflamadas por la reacción alérgica. no entendía nada. en mi puta vida había oído hablar de un bicho llamado "chinche" para mi siempre fue un mito urbano, un animal extinto del planeta y ahora tengo un master en chinches. dato curioso: es el animal más antiguo de la tierra. joder! yo pensé que eran las cucarachas. se alimentan de los niños, en mi casa yo tengo sirope con síndrome de petera pan, para ellos será un manjar. pueden vivir hasta 18 meses sin comer. y demás datos… pues eso, me fui a urgencias 2 veces, corticoides, 
cremas… cambié de colchón, tiré una cajonera a la mierda pensando que la causa de estos invasores era por daños a terceros. las picadas seguían, mi estado de ánimo cada vez iba empeorando, estrés, mal humor. Pensaban que estaba loca hasta que empezaron a picarle a otros inquilinos de la casa, (les debo una)… había que buscar una solución  o ellos o yo!  decidí levantar el rodapiés de la habitación y ahí estaban los hijos de puta.
me gasté el bote de anti insecticida, no me han picado, mañana viene el fumigador. 
hemos vivido tanto juntos que me da un poco de pena. esta es la rebelión de los insectos en crisis, mañana los desalojo del piso. 


pasado intenso 

cuando decidí dejar mi vida de marquesa y estabilidad, llegué aquí (España). La novedad, la brisa del mar, la lluvia y el norte anestesiaban mis ganas de volver.
mi nueva vida empezó al revés, viajes, remo, conocer, buscar, encontrar, probar…
hasta que explotó la rutina y la realidad. no podía vivir del amor, ni todo podía ser tan perfecto… algo tenía que cojear, falta de trabajo, dinero, amigos, distancia, soledad. cuando no controlas estas palabras anterior te pueden llevar a hacer cualquier cosa. la realidad fue tomando forma, aprendí a sacarme las castañas sin ayuda de nadie, salí de los suburbios y aprendí a no mirar hacia atrás, aunque a veces el proceso a desacostumbrarme me lleve a verlo de reojo, eso que fue parte de mi vida y siempre lo será. se repiten las escenas en mi cabeza y se proyectan en mis ojos… 



Nicole Jaramillo