tapias con ansiedad de follar


estado: impaciente, ansiosa (para qué seguir poniendo sinónimos inservibles, valga la redundancia). atormentada del sentido, entre azul y amarilla 
tiempo: huesos fríos, brisa mezquina, tensión sorda, presión baja, efecto rebote, smoke asfixiante
paisaje: extraño, árboles sin contorno, huelgas progresivas, consumo claustrofóbico, crisis tácita, palabras agudas, sin conciencia
dudas: qué hora es, jet lag 

suena en el soundtrack de mi vida: Kenny Rogers & Dolly Parton - Islands In The Stream

puertas que retienen sentimientos

cada vez falta menos para volver a casa. me gusta pensar en ello, cierro los ojos y me transporto a mi casa, junto a mi madre, mi hermano, mis perros… mi mente recrea el momento en que se abren las puertas, veo mucha gente esperando, rechazo muchas miradas hasta encontrar los ojos de mi mami. 
en la puerta de salida del aeropuerto de Panamá, antes se podía ver el lugar donde los pasajeros recogen sus maletas y están impacientes por salir. era increíble estar esperando para que te revisaran la maleta y cuando salía alguno por esa puerta todos los familiares impacientes intentando encontrar a ese ser tan esperado y gritar un típico "¡ya lo vi!" y tú en la cola disimulando para no mirar. ahora han puesto una pared que impide mirar hacia dentro, todo es un misterio, todos estamos más impacientes… Además hay unos cuando segundo que tienes que caminar por un pasillo pequeño y solo escuchas los gritos de los que esperan, se te ponen los nervios de punta, aceleras el paso y todo tu cuerpo se extrémese. yo pensé que eso solo pasaba en Panamá y me he dado cuenta que pasa en todos los aeropuertos del mundo, el sentimiento de extrañar es igual en todo lo seres que sentimos. 


paredes que follan 

cuarto piso, ella, rubia de bote, primera habitación a la izquierda, meses de conversaciones por skype, él, inglés, wassap, sms, bbm, cualquier frecuencia les vale, distancia, extrañar, invierno frío, compañía invisible, contradicciones, amor de lejos… 
vidas paralelas compartidas inconscientes
cuarto piso, yo, primera habitación a la derecha, pocos meses, adaptación, leer, dibujar, wassap, confusión, frío…  intentaba quedarme dormida, un grito confuso me desveló, mientras me sacudía el polvorín, mi mente se situaba, no digería, madrugada, gritos, gemidos, ganas, pasión, realidad cansada de esperar, clímax, punto G, sin frenos, entre tapias, skype realidad, excesos… después de meses, valieron la pena todas esas noches en vela… orgasmo, adrenalina, placer… empezamos otra vez… dolor placentero, gritos, risas y gemidos en REPEAT. era escuchar un peli porno en versión original, los subtítulos no eran necesarios con sonido codificado en estéreo. 
tapones, mute mental, sueño, anorexia sexual, vértigo, develo inoportuno, despertador. 

sonaba en el soundtrack de mi vida en ese momento: BRIGITTE BARDOT & SERGE GAINSBOURG - JE T'AIME



alarmas matutinas

tengo 4 alarmas por la mañana, me cuesta, como a todos levantarme por las mañanas. la primera la pongo 1 hora antes de levantarme y es increíble la alegría que se genera en mi interior cuando veo que aún me queda 1 hora más para dormir, engaño a mi otro yo. la otra suena cuando esa hora ya pasó, pero aún me quedan 30 min. la otra suena como para decirme "¡venga!" y la última es para decirme "¡corre que llegas tarde"! debo reconocer que este método es sensacional, siempre tengo la sensación de haber dormido más, necesito 1 hora y 45 min para levantarme. así vivo más feliz, pero seguro mis vecinos se caga en la puta que me pario. empezaré a poner el despertador a las 3:30 de la mañana. 




Nicole Jaramillo