intimidad robada


clima: calor nocivo, temperaturas al límite, derritiendo suelas,siestas pegajosas
exigencias: alimentos fríos, ligeros, café con hielo, duchas prologadas, vacaciones
estado: acidez producto del calor, hinchazón, aplatanamiento, neurosis
lidiando con: una cana, creatividad culinaria, sábanas limpias, ventilador en repeat

dibujos absurdos: aquí

suena en el soundtrack de mi vida: Damian Rice - Lonelily
bonus track: Eddie Vedder - Society

ventanas

el calor insoportable se acumula en un estudio/piso/ático durante el día aunque bajes las persianas. tiene que salir el bochorno, abres las ventanas, entra algo de aire, enciendes el ventilador, tu intimidad se ausenta, compartes sonidos insolentes, televisores con el volumen al 98% (parece que el sonido se escabulle por tu ventana), gemidos fingidos rozando la media noche, largas conversaciones telefónicas sin interrupciones, vidajenas asomados en las ventanas, estruendos de persianas, despertadores en celo. para los que vivimos solos nos viene de puta madre sentirnos acompañados sin que entren a tu casa. el inquilino de la ventana a 75º de la mía se asoma por las noches para ver si he llegado. 
bragas, sujetadores, pollas, coños, pechos peludos, siestas, duchas. relaciones en ventanales. cuesta unas cuantas noches acostumbrarse al bullicio, a las miradas, a los orgasmos fingidos, tendales vacíos, la brisa inoportuna. extraños conocidos, parpadeamos y todo pasa a ser parte de la rutina. 



¿qué me querrá decir una hebra de pelo desaturada? 

soy plenamente consiente de que este momento llegaría. una cana. mi primera cana. muy jodido. tampoco pensé que iba a ser todo un acontecimiento catastrófico. joder! es una cana. no quiero ni imaginarme cuando me salgan en el coño. si, lo sé ¡que bruta! digamos que cuando te sale una cana te das de bruces con vida y te das cuenta que ya tienes unos cuantos años. es mucho peor que cuando un niño te llama señora. las canas son la prueba, las que generan un monólogo al espejo de un análisis casi sin filtro de lo que es tu vida, que siempre suele generarse por las noches, después de un largo día. normalmente siempre cae un lunes, el día para empezar: una dieta, un curro, vacaciones y canas. de aquí el refrán de dominio popular ¨una canita al aire¨. al final era un pelo rubio. 




se me resecan los ojos, ardor. cada minuto que pasa parpadear se convierte en un tortura. como cuando te cae champú, jabón, crema o protector solar. me duele ver, me arde mirar, los ojos se me irritan al observar. rojo. lágrimas que arrastran mis ojeras y se esfuman en mis mejillas. taquicardia de parpadeos intentan lubricar, en vano. rebusco entre cajones. ordeño colirio sobre mi cornea. lágrimas fingidas. alivio pasajero. el líquido se evapora en mis ojos. visión distorsionada. menopausia oftálmica. no me apetece ver la realidad. mundo sórdido, esquizofrénico y ajeno. 


tragando a diario 

sexo sin protección en horas pico, drogas sin control, anorexia en ayunas, conducir colocado, frasco de pastillas suicidas, depresión sin anestesia, ataques de ironías, quinto sin ascensor, maniquí con arrugas, usar el mismo jean una semana, tachuelas en los pies, polvorones con sed, sumisos suicidas, atropellar e huir, botellón-estampida, basura clasificada, bocachos y tuertos, palomas alimentando buitres, fuga de cerebros ficticia, retención de amnesia, condones pinchados, incremento de la población, anestesia con fútbol, amarillismo rapado, inditex para cubrir la situación, kebah en la cadena alimenticia, alcantarillas con ideas, mártires en huelga, yoga alzheimer, mesías tarotistas, cotilleos de hare krishna, cuentos chinos con polvo, pastillas para engordar, porno para llevar, taxis contra bicis, fumar en un avión, pensionistas adulterados… 
Nicole Jaramillo