Take away



estado: post trauma, shock
destacado: afortunada
nuevo blog de mis vídeos: http://experimentalvideos.tumblr.com/

suena en el soundtrack de mi vida: Built To Spill - Never Be The Same


Nunca pensé que pudiera sentir el tiempo. Dependiendo de la prisa que tenga me doy cuenta del sentido de cada minuto e incluso de los segundos. Sobre todo a las 4:00 de la mañana cuando el tic de un swatch performa mi entrecejo. Y la puta escena incómoda se me repite en la cabeza a pantalla completa sin poder detenerla.  


Lugar: Santorini
Incidente: Acoso 
efecto: irreversible 

20:15, Santorini - Buscando algo para cenar 

No me apetecía sentarme en ningún restaurante ni pagar de más por comida mediocre. Por eso me decanté por el take away, me daba exactamente lo mismo qué iba a cenar, la comida no es lo mío. Después de dar 2 vueltas a la misma manzana elegí el lugar que más vacío estaba (para una ensalada, supongo que iba a ser lo mismo en cualquier sitio). Detrás del mostrador solo se respiraba testosterona, sudor y grasa, tampoco lo analicé demasiado. Por suerte había un mostrador que marcaba los límites explícitos. Comenzaron a piropearme mientras esperaba, tampoco me lo tomé a mal porque supuse que como era turista lo hacían para dorarme la píldora por visitar su puta isla. Esperé entre 5 y 8 minutos, en ese escaso periodo de tiempo ya tenía 3 propuestas para salir por la noche. Pero vamos a mí y a cualquiera que hubiera estado en mi lugar. ¿Qué carajo piensan los hombres? Que porque vas sola a un sitio estas buscando emborracharte, descontrolarte, follar sin perdón o sus semejantes. O será que las de mi especie estamos en peligro de extinción. Total, cogí mi ensalada y me fui. Me sentí bastante incómoda. Pasé del tema. Al día siguiente me pillé un quad para ir a conocer la isla. Después de varios kilómetros hice una parada para bañarme en una de las playas. Di una vuelta y el calor me hizo saltar al agua. Mientras disfrutaba de mi baño, mirando al infinito, viéndome los pies desde la superficie y refrescándome, escucho una interferencia que interrumpe mi momento. Pensé, no es conmigo aquí nadie me conoce. 
Seguí en mi universo paralelo de aislamiento exterior. Me volvieron a interrumpir y volví al instante, para mi suerte era el mismo infeliz que me había atendido la noche anterior detrás del mostrador. Mi primera reacción fue de rechazo y todo mi cuerpo se puso en guardia. Saludé sin más y le di la espalda. La gente inculta no entiende la expresión corporal. Incluso ni la culta. En menos de  1 minuto el tipo estaba a mi lado en el agua. No había mostrador. Me puse a la defensiva. Empezó a preguntarme que qué hacía sola por ahí, que si me iba a tomar un café, que si... y cada vez se acercaba más a mí. Salí del agua, cogí mis cosas y empecé a caminar sobre la arena, cuando tienes prisa parase que te traga y es como caminar sobre arenas movedizas y lava. Intentaba lavarme la cabeza diciéndome que la vida era corta, que había que vivirla, una aventura. ( supongo que estas son las típicas tácticas que usan para que las mujeres caigan). Y ahí empezó la pesadilla. El sujeto se agarró tal confianza que me cogía de la mano insistiendo que fuéramos a tomar un café. Me solté y le dije me vuelves a tocar y te voy a pegar. Ya llevaba aguantando unas cuantas más tomas de contacto. Me volvió a tocar para decir que no había necesidad de que me pusiera así. Le solté una recta en la mandíbula y seguí mi camino. Corría por la calles de piedra de la maravillosa isla de Santorini con casas blancas y azules y el hijo de la gran puta detrás mío, seguí corriendo y me metí en una tienda, esperé y de ves en cuando me asomaba a ver si se había ido y seguía esperando por mí. Dejé pasar por lo menos 30 min. Me sentía impotente, asustada, convulsionando adrenalina, frágil, sola... Nadie en esa playa se dio cuenta que yo necesitaba ayuda. Hemos llegado a un nivel donde todos están o mirando al móvil o saben perfectamente lo que pasa pero por no involucrarse NO HACEN NADA. Con todo y el mal rato que pasé me alegro que me haya pasado a mí y no a otra mujer más frágil e indefensa que yo, que le hubieran podido hacer daño. Pero, ¿por qué tiene que pasar esto? ¿qué pasa con los hombres? ni siquiera puedo analizarlo, porque sinceramente no sé qué cojones se te tiene que pasar por la cabeza para querer violar a alguien o querer hacerle daño. Es algo que no puedo entender. Y esto no acaba aquí, ese miserable me estaba persiguiendo porque cuando llegué a mi quad después de 1 hora, me había dejado una nota que ponía "Call me y su número de teléfono" y lo más triste de todo es que aún así él en su cerebro retorcido y atrofiado tiene la posibilidad de que yo lo voy a llamar... 

Me he decidido a escribir este post para alertar a todas las turistas mujeres que tengan muchísimo cuidado cuando viajen solas y siempre estén alertas de todo movimiento, reacción y acercamiento de seres extraños. Ante la duda salir corriendo. Siempre es una buena opción una buena patada en los huevos. Que os de igual el qué dirán, que nadie os falte el respeto y menos un infeliz. 
Tenemos que luchar nosotras misma con este tipo de hombres, porque como ven nadie hace nada y nadie dice nada. Si ven a una mujer en apuros, a punto de ser agredida, POR FAVOR AYUDAD, LLAMAR A ALGUIEN, PEDID AYUDA... No comenta el error de pensar, estará discutiendo con su novio, NO. Ante la duda intervenid. 

Sigo con el moretón en mi mano izquierda del puñetazo. Marcas de guerra. Por suerte he sido un caso con éxito. 1 menos.  

Disfruten de las vacaciones siempre con precaución. 


Aquí está el atardecer de Santorini.